• Omar Verdugo

El Deseo de Cambiar


Este deseo, nace de la necesidad de hacer algo nuevo, de un anhelo por sentirnos libres y plenos de vida y de ser capaces de pensar ideas que nos inspiran hacia la salud, el progreso, la prosperidad, la claridad mental y la convicción plena de que todo en nuestra vida marcha por buen camino. Este deseo brota del alma y nos hace sentir la aspiración por una mejor manera de vivir, sentir, pensar y actuar con propósitos mas elevados alejados del error y de la maldad moral. Este deseo es meritorio cuando nos alienta a compartir la luz del corazón y nuestro mejor talento con la familia, amigos y vecinos.


Este deseo es constructivo, aflora en el alma como un suave destello de luz que afina la voluntad y más allá de buscar sentir seguridad emocional y material nos proporciona convicción pura y plena confianza en sí mismos alejando al miedo de nosotros para siempre. Comprendiendo que, ser humano, es ser una corriente de vida que mana del Altísimo con dones y cualidades espirituales a las cuales día a día tenemos que aspirar por medio de la oración, cultivando la moral y los dones del alma.


El deseo de cambiar es digno y grandes esfuerzos tenemos que hacer en nuestra vida diaria para romper ataduras emocionales que se han habituado en la región de la psiquis a través de los años y han anquilosado los sentidos y han manchado nuestra mejor expresión, pero, nada es imposible para aquel que intuye la presencia de un poder supremo y creador en su corazón.


Ser humano, es ser una fuente inagotable de pensamientos que ayudan a edificar la consciencia bajo el amparo de la luz y cuando uno desea cambiar debemos tener una oración coherente y sincera que signifique un gran propósito en nuestra vida. Usted, debe crear una imagen clara de lo que desea convertirse, saber lo que quiere y ser auto activo en todo lo que se proponga. Usted no puede disciplinarse, encontrar serenidad, prosperidad y salud si sus pensamientos son vagos deseos de mermada voluntad y sin ideales. Si usted quiere en su vida cualidades virtuosas, gozar de prosperidad espiritual y material debe conseguir una clara imagen mental de su deseo.


Este deseo es un pensamiento digno y lleva la imagen de usted de como desea verse mañana; actívelo hoy mismo haciendo que su voluntad sea firme, pura y espontánea en toda acción que lo llevará a cumplir su deseo. Porque, el pensamiento debe ser una idea clara que debe fusionarse con el sentimiento puro, sensible y honesto de haber obtenido lo deseado o de ser lo que ha desado velando porque otros hayan obtenido el doble de lo que usted ha deseado.


Comience a pensar en su deseo de cambiar hoy mismo…


Omar Verdugo



#deseo #cambiar #pensamiento

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo